Hospital y tribunal, entre el poder y el proyecto

De pensar en el escenario nacional, las decisiones locales de Miguel Márquez tendrían que estar mandando mensajes; no es el caso, cuando se imponen magistrados en un Tribunal Administrativo y se enreda la mayor obra del sexenio.

Por lo menos hasta el día de hoy, considero que el gobernador Miguel Márquez no se ha tomado en serio esa aventura presidencial a la que lo empujan algunas circunstancias, muchos aduladores y también no pocos análisis objetivos.

Miguel Márquez no se la cree que en realidad pudiera tiene un papel que jugar, primero en el PAN y después en el concierto nacional, en la ruta hacia el 2018.

No lo digo porque conozca su parecer, sino simplemente por el análisis de sus acciones. En la cumbre de su poder sexenal, Márquez ha olvidado por completo su ideario demócrata y su vocación por la transparencia, para imitar a otros autócratas del pasado reciente a los que conoce muy bien.LINK

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s