La rosa de los vientos

Algún alma caritativa tiró el anzuelo que el pez blanquiazul mordió, llevándose hasta el sedal. Menos del mes antes del Día de los Santos Inocentes, el pastor del grupo conservador del Congreso Local, habló de El Elefante de las Enredaderas.Link

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s